Salud: campaña de prevención de la encefalomielitis equina

Ante la declaración del estado de Emergencia Sanitaria en todo el territorio nacional por parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Municipio de Luján impulsa una campaña de prevención de la encefalomielitis equina.

Se trata de una enfermedad viral que se transmite de las aves a los mosquitos, y éstos a su vez infectan a los equinos y potencialmente a los seres humanos.

Asimismo, es una enfermedad exótica para el país, siendo el último registro oficial de Encefalomielitis del Este (EEO) en 1988 -motivo por el cual la vacunación de equinos tiene carácter facultativo y no obligatorio-.

El período de incubación de la enfermedad -el tiempo que pasa desde la infección hasta que aparecen los primeros signos clínicos- es de 5 a 14 días, cuando los equinos presentan un cuadro neurológico con diferentes síntomas como deambulaciones, hiperexcitación, depresión, hipertermia y decúbito principalmente.

En Luján, a la fecha hay un caso de un equino que presentó síntomas y que se encuentra en estado de estudio de confirmación por laboratorio por parte del Senasa.

En este sentido, el Senasa estableció una serie de medidas de control, prevención y vigilancia, adoptando las acciones sanitarias extraordinarias que coadyuven a contener, prevenir y controlar la enfermedad, y a mantener el estatus sanitario del país respecto de la misma:

-El control de mosquitos: es fundamental para evitar la diseminación de la enfermedad y el contagio a los equinos y las personas. Tener en cuenta la aplicación a los animales y en el ambiente de productos autorizados por el Senasa.

-La vacunación de los equinos contra esta enfermedad. Para ello el Senasa está coordinando con las cámaras de Productos Veterinarios de forma tal de tener disponibilidad y distribución de la mayor cantidad de vacunas en el menor tiempo posible.

-Notificar inmediatamente al Senasa ante la presencia de signos nerviosos en equinos.

-Disminuir al mínimo posible los movimientos de equinos.

-Evitar las concentraciones o eventos que impliquen concentración de equinos.

-Completar el calendario de vacunación de los equinos.

Además, se convoca a los distintos actores relacionados a la producción y la sanidad equina a fortalecer y profundizar la revisión clínica periódica de los equinos, extremar las medidas de bioseguridad, evitando el movimiento de animales y personas entre caballerizas y establecimientos y aplicar medidas de higiene y desinfección con especial atención al manejo de artrópodos como posibles vectores de la enfermedad.

Cabe destacar que todos los establecimientos que notificaron signos nerviosos y/o mortandad de equinos se encuentran sometidos a interdicción oficial con restricción absoluta de movimientos.

Por otra parte, quienes posean caballos y noten alguno de los síntomas descritos deben dar intervención inmediata al profesional veterinario de cabecera.

“Es una enfermedad exótica en el país, que no se registraba desde 1988, y tenemos que trabajar para mantener ese estatus y que los casos no se expandan. Para ello es indispensable seguir los consejos y consultar al veterinario de referencia o al Senasa, que es el organismo nacional encargado de la salud equina. Por ahora no tenemos casos de transmisión a humanos, pero ante la aparición de cuadros sintomáticos que incluyan fiebre, dolor de cabeza intenso, rigidez en cuello y estado confusional, le pedimos a los vecinos que concurran a los centros de salud advirtiendo el contacto con equinos”, explicó la Secretaria de Salud, Mariana Girón.